Alejandro Costa, de informático de barrio a técnico de grandes multinacionales

Noticia publicada en Historias de Luz

Alejandro Costa fundó su empresa con dos socios en 2004. Comenzó como una tienda de informática de barrio en la que se reparaban dispositivos electrónicos y los clientes podían conectarse a Internet. Nueve años después, C&G repara 4.000 dispositivos al mes y se encarga del servicio de post venta de grandes marcas internacionales como Toshiba y Sony Vaio.  En el último ejercicio facturó tres millones y medio de euros. Recientemente ha recibido el Premio Bandera de Andalucía 2013 por la difusión de los valores de la Comunidad tanto fuera como dentro de sus fronteras.